Verbalia Logopedia

Logopedia infantil

Dislalia:

Es la alteración de los fonemas (sonidos) del habla. En estos casos, el niño puede sustituir un sonido por otro, a veces omitirlo e incluso distorsionarlo porque presenta dificultad a la hora de articularlo.
La dislalia más conocida es la ¨famosa RR¨ (rotacismo), pero también existen otro tipo de dislalias que deben ser detectadas y/o corregidas antes de los seis años.

Retraso del lenguaje:

Es la alteración en cualquier área del lenguaje (fonológica, semántica, morfosintáctica y/o pragmática) por no aparecer a su debida edad; que afecta sobre todo a la expresión y en menor grado a la comprensión sin que esto sea consecuencia de una afectación relacionada con dificultades auditivas, TEL, etc. Es decir, que se diagnostica de retraso del lenguaje cuando el habla del niño corresponde a un niño de menor edad.

TEL (Trastorno Específico del Lenguaje):

Es un trastorno grave y duradero que afecta a la adquisición del lenguaje desde la iniciación del mismo hasta la adolescencia, pudiendo dejar secuelas significativas en la edad adulta.
Cada niño presenta unos síntomas concretos, por lo que la afectación e intensidad en las áreas del lenguaje también serán diferentes.
Si necesita más información también puede consultar en la Asociación de personas con Trastorno Específico del Lenguaje de Madrid.

TEA (Trastornos del Espectro Autista):

Es una alteración en la comunicación (verbal y no verbal) y en la interacción social.
Se caracteriza en varias ocasiones por presentar conductas estereotipadas, repetitivas o ausencia de interés por la comunicación humana.
Si necesita más información también puede consultar en Federación Autismo Madrid.

Disfonía:

Es la alteración de la voz en cualquiera de sus cualidades (intensidad, tono y/o timbre) por una alteración orgánica (lesiones en las cuerdas vocales) o por un mal uso en la función vocal.
La disfonía en niños, normalmente se caracteriza por una ronquera continua que empeora ante el uso de la voz, provocando afonía (pérdida total de la voz) en ciertas ocasiones.
Ante estos episodios, se recomienda una valoración inicial por un otorrinolaringólogo qué diagnosticará el grado de lesión vocal.
El diagnóstico médico y logopédico es clave para plantear las áreas a trabajar en la fase de rehabilitación.

Deglución atípica:

Es la incorrecta posición de la lengua en el momento de tragar.
Se conoce como un defecto de interposición lingual en el acto deglutorio: ¨el niño coloca la lengua entre los dientes o la empuja con demasiada intensidad hacia delante, cuando traga¨.
La mayoría de las veces son los dentistas u ortodoncistas los que diagnostican dicha alteración y derivan a logopedia para corregir la posición lingual antes de iniciar el tratamiento, puesto que si no se corrige la posición lingual previamente el tratamiento ortodóncico no será efectivo, puesto que a largo plazo los incisivos superiores volverán a presentar una posición más adelantada como antes de la ortodoncia.

Disfemia o "tartamudez":

Es un trastorno del habla caracterizado por una alteración en el ritmo y la fluidez. Las personas con tartamudez muestran comportamientos distintos, desde bloqueos al iniciar el habla, repeticiones de una misma sílaba o palabra e incluso ticks.

Disglosia (alteraciones de las estructuras orofaciales):

Se incluye aquí cualquier tipo de alteración o anomalía en los órganos implicados en el habla : lengua, labios, paladar y/o mandíbula.
Dichas alteraciones pueden ser congénitas (desde el nacimiento) o adquiridas (normalmente por traumatismos).
Dentro de las alteraciones más conocidas figuran el labio leporino y la fisura palatina.

Dislexia y trastornos de la adquisición y desarrollo de la lectura y escritura:

La dislexia ¨pura¨ es la afectación grave y persistente del lenguaje escrito sin tener un origen intelectual, cultural o emocional. Puesto que la dislexia perdura en el tiempo, conlleva a trastornos de aprendizaje escolar.
Palabras al viento de Documentos TV:

No hay que confundir la dislexia con cualquier alteración que incluya el área de la lectura o escritura. En este último caso la afectación de la lectoescritura tiene un origen madurativo (los niños adquieren la lectura y escritura más lento de lo habitual), por un déficit intelectual, o sociocultural.
Hacer un diagnóstico diferencial a tiempo entre dislexia y alteración de la lectoescritura es de suma importancia para cubrir las necesidades de estos niños en los colegios, tomando medidas de adaptación de materiales, contenidos y/o evaluación.

Hipoacusia o sordera infantil:

Es la pérdida de audición que puede manifestarse desde el nacimiento del niño o durante la etapa del desarrollo del lenguaje.
Dependiendo del nivel de pérdida auditiva, la sordera puede ser: leve, moderada o severa, lo que supondrá un tratamiento diferente y afectación en el lenguaje en sus distintos niveles.